LA CRIMINALIZACIÓN DE LA POBREZA ES UNA REALIDAD IGNORADA

Lagarder Activista

LA RUTA DE LA POBREZA PARA VISIBILIZAR HISTORIAS

LAGARDER, ACTIVISTA SIN TECHO QUE RECORRE ESPAÑA PARA DENUNCIAR INJUSTICIAS

Lagarder Danciu (Slatina, Rumania, 1981) activista gitano afincado en la ciudad de Sevilla desde hace más de una década lleva desde el pasado 17 de septiembre viviendo en la calle, expulsado por el “sistema inhumano” por haber denunciado la corrupción institucionalizada que es generadora de pobreza.

Lagarder trabajó como profesor en más de 24 institutos públicos de barrios marginales, trabajó para la policía nacional y los juzgados como traductor, colaboró con las universidades públicas de Sevilla en distintos proyectos de investigación y mediación educativa…

Desahuciado de su piso decide organizar a las personas de la calle para hacerlas visibles y denunciar la falta de derechos así como la persecución policial en la ciudad. Lagarder es el promotor del Campamento Dignidad, movimiento histórico, segundo en el mundo tras el movimiento “Los Quijotes” de París.

Durante 127 días las personas sin techo lucharon en la vía pública y Lagarder fue encarcelado por impedir el desalojo del campamento que ordenó el alcalde del PSOE de la ciudad a los 33 días de lucha. Los partidos de la llamada “izquierda” que carecen de músculo social no supieron dar lectura a la lucha histórica de las personas sin techo, intentaron romper con el movimiento que ponía en evidencia la torpeza de la llamada izquierda de Sevilla.

Actualmente, el activista gitano en colaboración con distintos movimientos sociales realiza la RUTA DE LA POBREZA, proyecto que pretende poner en evidencia la privatización de la red de servicios sociales, dar visibilizad a las historias de la gente olvidada al raso y denunciar la falta de derechos de los colectivos marginales de España.

El activista Lagarder se presta de forma gratuita a aquellos movimientos sociales independientes que luchan a favor de los derechos humanos para desenmascarar a las ONG y la iglesia que han planificado la pobreza. Los movimientos sociales interesados pueden contactar directamente con el activista para organizar actividades de denuncia social en su comunidad, ciudad. Entre todos y todas podemos poner fin al negocio con la pobreza.

IMPORTANTE: el activista no cobra por sus actividades solo necesita un lugar donde descansar, manutención y el pago del desplazamiento.

ENTREVISTAS Y ARTÍCULOS DE LA RUTA DE LA POBREZA:

Lagarder Danciu